viernes, 30 de octubre de 2020

 TEXTO NARRATIVO DE JULIA, DE 1º BACH-A

LA GRAN PÉRDIDA

Un lunes por la mañana, Sofía se levantó de la cama y fue a desayunar , el ambiente cuando llegó a la cocina era muy raro, no estaba la televisión encendida (cuando siempre solía estarla porque su madre la veía siempre antes de irse a trabajar) y su madre estaba fumándose un cigarro en la terraza (muy habitual), Sofía extrañaba todo aquello, cuando su madre salió de la terraza, le explicó que Luna (su perrita desde hace nueve años) estaba enferma, en ese momento, Sofía dejó de respirar, se quedó en shock, no sabía que responder, no sabía qué hacer, asique corrió buscando a Luna y al llegar a la habitación de su madre (donde Luna se encontraba), la vio tumbada sobre la cama, con ningún signo de alegría , Luna no corrió hacia ella como todas las mañanas hacía, ese día no.

Sofía lloró, lloró sin descanso toda la mañana aquella que ni si quiera asistió a clases. Su madre (Elena) le explicó que Luna llevaba aproximadamente 2 semanas enferma pero apenas se le notaba, ella lo empezó a notar porque había días que cuando estaba sola con ella vomitaba en medio del pasillo de su casa o por donde le pillaba, le pareció extraño y la llevó al veterinario sin decírselo a Sofía y a su hermano Lucas, allí le dijeron que Luna estaba enferma, tenía leucemia y no había remedio para ella, eran los primeros síntomas los que tenía: vómitos, cansancio… Sofía no quería creérselo, no quería creer que su fiel compañera dentro de a saber cuánto ya no iba a estar con ella, de tan solo imaginárselo quería morirse. Cuando Lucas llegó de la Universidad esa misma tarde, Elena se lo contó todo, y al igual que Sofía, Lucas rompió a llorar, aquella perrita era la debilidad de cualquiera.

Los días pasaban, Luna iba empeorando, apenas se movía, no comía, vomitaba lo que apenas le quedaba en el estómago y daba mucha lástima verla así. Sofía conforme pasaban los días iba aceptando que Luna se iría dentro de poco y que tenía que pasar el mayor tiempo posible con ella, asique después de venir de clases se tumbaba con ella y le rascaba la tripa hasta que Luna se quedaba plácidamente dormida.

Esa misma noche, Sofía no podía dormir y cogió su Diario y empezó a escribir, escribió lo bonita que había sido su vida con Luna en ella, lo bonito que era día tras día verla corriendo hacia ella y que le lamiese toda la cara con su gigantesca lengua, Luna, que había sido su fiel compañera durante nueve años, ahora se marcha y Sofía lo único que desea es que Luna se vaya feliz a pesar de estar así. Cuando escribió todo en su Diario, se fue a la habitación de su hermano Lucas y lloró junto a el , hasta que los dos se quedaron profundamente dormidos.

Pasaron exactamente 2 días más y Elena, Sofía y Lucas tomaron la mayor decisión de sus vidas; sacrificar a Luna. No querían pasar los días viendo como sufría y como no podía moverse , no tenía vida por dentro, Luna se había apagado completamente, asique decidieron tomar aquella decisión.

Y lo hicieron, un 14 de Noviembre de 2017 a las 20.00 de la tarde, Luna se fué, y fue duro, muy duro, y desde aquel momento nada siguió igual.

Pasaron dos meses y Sofía seguía sin superar aquel momento, se pasaba los días pensando en sí todo aquello era un sueño y Luna seguía ahí , con ella, pero no, era la realidad y eso a Sofía solo le hacía daño. Mientras que Lucas estaba mucho mejor comparado con su hermana, el también lo pasó muy mal ya que adoraba a Luna pero en esos dos meses el pudo superarlo… y Elena, dejó de fumar (propósito que quería cumplir), dejó de fumar no porque ella quisiera, sino porque le afectó tanto lo de Luna que no tenía ganas de hacer absolutamente nada.

Y después de un largo tiempo… (aproximadamente ocho meses), Sofía por fin sonreía, se le habían curado todas aquellas heridas que Luna le había dejado con su fallecimiento, era feliz, pero eso no significa que no la recordara todos y cada uno de los días, desde cuando se levantaba por la mañana hasta cuando se acostaba por la noche, pero estaba muy orgullosa porque aunque su perrita ya no estaba con ella ahí presente, siempre iba a estarlo en sus recuerdos y en su corazón, porque fueron con Luna los mejores momentos los que pasó y los que no cambiaría por nada, y se alegra mucho de que se haya ido antes y sin haber sufrido tanto que después y que hubiera sufrido el doble.

Luna siempre iba a estar en el corazón de cada uno de ellos.

 RESUMEN DE LECTURA VOLUNTARIA

EL HOBBIT

El Hobbit fue escrito por J.R.R. Tolkien, es su primera novela y no la escribió para ser publicada. Fue un cuento que hizo a sus hijos. Está ambientado en la Tierra Media.

            El libro empieza contando como es la Comarca, lugar donde vive Bilbo Bolsón (el protagonista) un pequeño hobbit que disfruta del sitio donde vive, de la comida y sus amigos. Un día estaba tranquilamente fumando su pipa, cuando alguien toco a su puerta. Era Gandalf un mago muy poderoso. Poco después empiezan a llegar 13 enanos, sin haberles invitado nadie, su líder era Thorin.

            Al final se reúnen todos, los enanos le cuentan que ellos eran enanos muy importantes del reino de la Montaña Solitaria, en la que se había ido a vivir el terrible dragón Smaug. La idea de Gandalf es que Bilbo les ayude a recuperar su tesoro.

            Durante la aventura se enfrenta a numerosos peligros, trolls, orcos, huargos y son secuestrados por los elfos del Bosque Negro.

            Bilbo le roba un anillo a Gollum, este lo quiere recuperar y plantea unas adivinanzas. Bilbo le gana y descubre que al ponérselo se vuelve invisible, poco a poco descubre que este anillo es muy peligroso.

            Los enanos y Bilbo llegan a La Montaña solitaria, derrotan a Smaug(muere). Pero tienen que combatir en la batalla de los Cinco Ejércitos, donde mueren Thorin y otros dos enanos.

            Bilbo regresa triunfal a la Comarca, aunque triste por la pérdida de sus compañeros. Vuelve con parte del tesoro recuperado y con el anillo que tantas aventuras le volverán a traer.

 

Rodrigo Juárez Torralba

2º A Blg

jueves, 29 de octubre de 2020

 TEXTO NARRATIVO DE ALICIA SEGOVIA

Nuestro futuro

Un día te levantas y te pones a pensar si has elegido bien en meterte en bachiller, si todos y cada uno de esos agobios, días tristes en los que sólo te apetece ponerte a llorar porque todo, pero absolutamente todo te sale mal, tienes mil cosas en tu cabeza y ya no das más abasto. Día tras día te levantas con la misma rutina de siempre desayunar, vestirte, irte a clase y volver para seguir en casa haciendo tu trabajo, incluso varios alumnos se han llegado a plantear si seguir o quitarse porque no pueden llevar ese agobio, pero sinceramente yo pienso que es un juego, un juego en el que hay muchas pero que muchas pruebas las cuales algunas nos cuestan más que otras, pero finalmente acabamos pasando esas pruebas con nuestro sacrificio y esfuerzo. Es un juego en el que nos ponen pruebas que no son nada fáciles, pero a raíz de eso seguimos firmes, ante todo. Finalmente, ese juego tarde o temprano lo acabaremos pasando y lo recordaremos toda nuestra vida. Lo recordaremos cómo algo maravilloso que nos costó pero que al final nos llevo a tener algo que nos gusta y por lo que trabajarás el resto de tu vida.

 RESUMEN DE LECTURA VOLUNTARIA

Cada Seis Meses

Autora: Clara Duarte


Personajes:

-          Hana: Es una chica medio coreana que vive en Madrid y trabaja en el wok de sus padres. Estudia bellas artes en una escuela de arte. Su teléfono no tiene batería los lunes y los viernes, por lo tanto, tiene que dejar la ventana abierta para que Mía, su mejor amiga, cuele unos calcetines por la ventana, dándole en la cara. Le encantan los phoskitos. Su padre es coreano y su madre española. Tiene un hermano mayor llamado Kyugn. Hana tiene un perro que se llama Paco y le cuesta bastante respirar. Su verdadero nombre es Haneul, pero por la mala pronunciación de sus profesores, empezaron a llamarla “La Culo”. Un día le rompió la nariz a un niño y se renombró como Hana.

 

-          Aurora: El apodo de Aurora es Ro. Ro vive en Madrid en un piso con partido con Denali. Toca el piano, aunque nunca ha ido a clases, tiene un piano muy viejo que era de su padre, en cual murió en un accidente de tren cuando ella tenía un año. En su habitación tiene una litera y ocho plantas con nombre. Su madre vive en un piso muy pequeño lleno de fotos de familias felices, pero sin ninguna de su hija. Aurora solo vive cada seis meses al año, de marzo a septiembre, en ese tiempo ella sobrevivió al accidente de tren, y en el otro periodo de tiempo, sobrevivió Romeo, el chico con el que comparte la mitad de su vida. Según ella, “es como si se prestaran los ojos”. Tiene el nombre de Ro tatuado en el tobillo. Ella logra predecir que volverá a haber un accidente de tren el 2 de junio de 2020 a las 10:43 en la línea 2, vagón 5, primera puerta, entre Sol y Sevilla. Al descubrir esto, pensó que si ella iba en ese tren y moría en ese accidente, Romeo podría tener una vida completa, sin desaparecer cada seis meses, por lo tanto podría pasar todo el tiempo posible con Eva. Su calma imperturbable es mayormente lo que hace que ella sea mi personaje favorito.

 

 

-          Romeo: Él vive en Sevilla. Vive en un buen barrio, con una familia maravillosa. Tiene Hermanos y está estudiando medicina. Su novia Eva tiene cáncer, y cada vez que tiene que raparse la cabeza, él lo hace con ella, por eso, Romeo y Aurora siempre llevan el pelo muy corto. Dio clases de piano de pequeño, y es por eso que Ro sabe tocar el piano. Los dos tienen de apodo Ro, para los amigos. Cuando Romeo se enteró de lo que Aurora planeaba hacer (Se enteraron a los dieciséis años) escribió en una página de un cuaderno cada noche en grande: “AURORA, NO LO HAGAS”.

 

-          Eva: no es que se mencione mucho sobre ella en el libro. Es la novia de Romeo, y tiene cáncer. Nombran a sus padres, Juan y María, que son unas figuras paternas maravillosas. La chica es muy alegre y positiva, conjunta muy bien con su ropa los pañuelos que se coloca en la cabeza. Vive en el mismo barrio que Romeo, y se conocieron de pequeños. En el tiempo en que Aurora vive, Eva está hospitalizada en Madrid muy grave.

 

-          Mía: Es la mejor amiga de Hana, la cual la despierta cada Lunes y viernes con unos calcetines. Viven en el mismo edificio de Madrid. Las dos estudian bellas artes. No se habla mucho a cerca de ella. Tiene una obsesión con las personas que se llaman Pablo. Tiene una fé inmensa en Hana, a pesar de no recordar quién es Ro (pues todo el mundo olvidaba quién eran Aurora o Romeo en los meses que cada uno existía), acompañó a Hana hasta Sevilla para que pudiera hablar con Romeo, un completo desconocido para ella.

 

-          Leonardo: Leo es uno de los mejores amigos de Hana, además de estudiar bellas artes con ella y con Mía. Le encantaría dejarse bigote pero no le crece. Tiene el mismo nombre que la madre de Hana, así que cada vez que dicen su nombre en clase, Mía y Hana susurran en su oído “Leo”. Ellas lo acompañan junto a su madre cada vez que va al hospital a inyectarse la testosterona. Tiene una novia que se llama Lucía.

 

-          Alejandro: Álex es amigo de Hana, Mía y Leo, aunque no estudia con ellos. Fue Narco, aunque ninguno sabe si sigue siéndolo. Es drogadicto. Toma muchas sustancias. Tiene un sentido del humor muy extremo y es muy inmaduro. Tiene a su padre en un pedestal, aunque este nunca se preocupó por él, solo le pasaba mercancía. Nunca habló de su madre. Su piso tiene fiestas cada día. Conoció a Hana pidiendo sushi al wok de su padre, pues ella es repartidora. Estaba casi muerto cuando ella lo encontró, y le dijo: “Te quiero, repartidora de sushi”. A partir de ahí comenzaron a hablar.

 

-          Isaac: Él es un amigo de Aurora, vivía por el mismo barrio que ella cuando eran pequeños. Fueron creciendo juntos al ser los únicos niños del barrio. Cayeron juntos en las drogas, y cuando Aurora salió de ellas, arrastró a Isaac fuera. En los meses que Aurora no existe, Isaac está muerto, porque al no existir ella   nadie lo sacó de las drogas y murió de sobredosis.

 

Resumen:

Hana conoció a Ro en una de las fiestas a las que fue con Álex. Empezaron a pelearse con unos tipos, llamaron a la policía y tuvieron que salir corriendo. A Hana le rompieron el labio. Cuando pudieron parar a descansar, Ro estaba al lado de ella. No hablaron mucho, pero al cabo de un tiempo, volvieron a encontrarse. Ro estaba trabajando en una de las cajas del Mercadona, y Hana estaba muy nerviosa.

Hana volvió al mercadona muchas veces, buscando a Ro. Una de las veces en las que fue a verla con la intención de volver a comprar macarrones (llevaba una semana comprando macarrones para verla) ella le apuntó su teléfono en la mano. Comenzaron a hablar. Estuvieron hablando mucho tiempo, confraternizando. Se tumbaban en la litera de Ro, mientras tocaba el piano. Plantaron lentejas en vasitos de plástico. Se besaron.

Entonces llegó septiembre. Y Hana despertó y Ro no estaba a su lado. Era la única persona en le mundo que recordaba a Ro (aparte de Romeo; pero ella no sabía de su existencia) las cosas que a su alrededor habían cambiado habían sido manipuladas por Ro. Al explicárselo a sus amigos, ellos tampoco la recordaban. Habló con Álex, la conocía por él. Álex había estado saliendo con Isaac. Pero en ese mundo no existía Isaac, ni Ro.

Mía llevó a Hana al psicólogo. Eso no le sirvió de mucho. Ella no estaba loca. No quería estarlo. Ro era real. Ro era real para ella. Tenía cuadernos enteros con Ro dibujada en ellos. Pero cuando quería mostrar la prueba, los dibujos habían desaparecido del cuaderno. No podía negarlo, estaba loca. Se había vuelto loca.

Intentó que el resto del año fuera normal. No volvió a pensar en Ro. Aunque no podía. Siguió yendo a clase, a llegar tarde. Pero entonces llego marzo de nuevo.

El 1 de marzo, en una fiesta de Álex, Ro apareció. Hana estaba sorprendida. Ro miró a Hana, Hana miró a Ro. Ro salió de allí, al ver que Hana si la había recordado el tiempo que no había estado.

Hana la llamó muchas veces exigiendo repuestas a porqué había desaparecido medio año. Cuando estuvo lista, Ro llamó a Hana y la llevó hasta su casa. Allí le explicó que ella solo existe cada seis meses, que la otra parte del año, existe un chico llamado Romeo, que no existe cuando está ella. Hana la creyó. Ro no había tenido que explicárselo a nadie porque nunca nadie se había dado cuenta de que faltaba la mitad del año. Ahora compartían algo incompartible. Solo Hana entendía aquello. Se quitaba un peso de encima al darse cuenta de que no estaba loca. Hana le preguntó la mayoría de dudas sobre ella, de cómo no se había dado cuenta ni su madre, y de Romeo. Intentó dibujarlo, pero no le salía del todo.

Ro le explicó Hana lo del tren. Tenía un sueño cada vez que desaparecía el 31 de agosto. Ella estaba en un tren moría. Cada vez pudo sacar más información hasta saber cuándo sería. Ella quería ir en ese tren, pensó que si ella moría, Romeo podría disfrutar de Eva todo lo que pudiera. Ro siempre había estado sola, no le importaba ser ella la que se sacrificara, pero Hana descolocó sus planes al enamorarse de ella. Quería estar con ella. Después de saberlo, Hana intentó convencerla de que no lo hiciera. Entonces llegó el septiembre.

Hana volvió a despertar en ese mundo en el que Ro no estaba (la cual ya le había especificado que se llamaba Aurora). Sabía que tenía que hacer algo para evitar que Ro fuera al accidente de ese tren. Fue a Sevilla. Se lo explicó a Mía y juntas fueron a Sevilla, a pesar de que Mía no sabía quién era Ro.

Romeo. Allí en Sevilla conoció a Romeo. No le costó reconocerlo, pues era clavadito a Ro, pero en hombre. Este la reconoció nada más verla. Le apuntó su número y le mandó las coordenadas de su casa. Entrada la noche fueron a su casa y allí hablaron sobre Aurora. Él le explicó que llevaba desde que supieron lo del accidente escribiendo le en una libreta: “NO LO HAGAS, AURORA”. Conoció a Eva.

Hana volvió a Madrid. Siguió contando los días que quedaban para el accidente de tren, esperando que Ro no fuera. Y llegó Marzo de nuevo:

Y volvió Ro. Hablaron y Ro llegó a la conclusión de que no iría al accidente. Ya no quería ir. Hana se relajó, dejando la cuenta atrás, aunque no dejó de pensarlo del todo. El tiempo siguió pasando y ellas hablando y conociéndose. Hana fue a casa de la madre de Ro, se llamaba Olga. Ellas hablaban, de vez en cuando salía el tema del accidente, Ro le dejó claro que no iría al accidente. 1 día para el accidente.

Hana despertó y Ro no estaba a su lado. Al pensar en que día era, se dispuso a coger el teléfono. Tenía un mensaje de Ro: “Lo siento”. Sin pensarlo dos veces se puso unos zapatos y salió disparada hacia el metro. Sabía donde tendría que ir. Cogió la moto de repartir y aceleró a tope. Cuando llegó al metro se veía humo. La gente salía herida, tosiendo. Hana se metió en un vagón y buscó el cuerpo de Ro. Lo encontró. No le hacía falta verla, se sabía su figura de memoria. La cargó en sus hombros y la llevó fuera, donde había una ambulancia.

Ro estuvo en el hospital. Primero tuvo una pequeña pérdida de memoria. Con el accidente, Hana fue la última que recordó que Aurora y Romeo compartieron tiempo. Ro no desapareció, y a partir de allí siguió con Hana.

Mi opinión:

El libro me pareció precioso. Es muy interesante. La trama te agarra hasta el punto de no querer ni dormir. Estuve toda la semana concentrada en que no le pasara nada a Aurora. Es un libro que, a mi parecer, merece la pena de leer. Además su lenguaje es muy actual y nombran muchas cosas que los jóvenes conocemos. Un gran libro.

MARÍA MALLOR, 2º ESO-B.


martes, 27 de octubre de 2020