lunes, 29 de junio de 2020

Ítaca: un poema nos recuerda que el viaje es más importante que la meta

El poeta griego de Alejandría Constantino Cavafis (1863 -  1933) nos habla sobre la importancia de disfrutar el camino, cualquier camino, y no sólo añorar el objetivo: una metáfora que puede extenderse a muchos procesos de nuestra vida.



Ítaca
Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.
Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.


CASI A PUNTO DE COMENZAR LAS VACACIONES DE VERANO, OS RECOMENDAMOS QUE DISFRUTÉIS DE LOS CAMINOS Y LAS LECTURAS... BUEN VERANO.

martes, 23 de junio de 2020

Romance de Abindarráez. "La mañana de San Juan"


LA MAÑANA DE SAN JUAN EN EL ROMANCERO
DIAZ GONZALEZ, Joaquín
La mañana de San Juan, origen o manifestación de gran número de creencias, es casi, a lo largo de los siglos, una fórmula romancística; un octosílabo modelo. Cientos de versiones atestiguan la popularidad de la fiesta y arrojan cierta luz sobre los ritos y celebraciones que tenían lugar en la alborada del 24 de junio. Tales temas dejan ver a través de su trama, o de parte de ella, tres características fundamentales que rodean la celebración del solsticio de verano: El amor, el combate como alarde, y la magia.
EL AMOR

El primer aspecto, el amoroso, el puramente galante, puede verse reflejado en los siguientes romances:

Yo me levantara madre
mañanica de sant Juan:
vide estar una doncella
ribericas de la mar.
Sola lava y sola tuerce
sola tiende en un rosal
mientras los paños s'enxugan
dize la niña un cantar
do los mis amores do los
donde los yre a buscar
mar abaxo mar arriba
diziendo iba un cantar
peine de oro en las sus manos
y sus cabellos peinar
digasme tú, el marinero
que Dios te guarde de mal,
si los viste a mis amores
si los viste allá pasar.


(Versión del Cancionero de Anvers, 1550) (1).

De carácter morisco novelesco es este otro texto del que ofrecemos el comienzo:

La mañana de San Juan
salen a coger guirnaldas,
con sus más queridas damas
Zara, mujer del rey Chico
que son Fátima y Jarifa,
Celinda, Adalifa y Zaida,
de fino cendal cubiertas,
no con marlotas bordadas.
Sus almaizales bordados
con muchas perlas sembradas,
descalzos los albos pies,
blancos, más que nieve blanca...(2).


El romance es una muestra de la costumbre, extendida entre moros y cristianos de engalanarse con flores recogidas la mañana de San Juan; en ocasiones, tales ramos servían para adornar la cabeza o el cuerpo de la amada; a veces, simplemente como presunto remedio para alguna enfermedad o dolencia, ya del cuerpo, ya del alma.

El tercer romance, tradicional y uno de los más populares en cualquier punto de la geografía española, consagra otra de las costumbres que el pueblo ha aceptado para la mañana de San Juan: Colocarse frente al mar para ver amanecer; el efecto óptico provocado por la visión del sol emergiendo de las aguas es, no sólo gratificante desde el punto de vista estético, sino como afirma Caro Baroja (3) desde el punto de vista ritual, al cumplir con un ancestral y telúrico culto al agua y sol.

Mañanita, mañanita
mañanita de San Juan
saca Pedro sus caballos
a la orillita del mar.
Mientras sus caballos beben
cantando estaba un cantar...(4).


EL COMBATE

El segundo carácter, el de combate, estaría representado por la enorme cantidad de versiones como ésta que vamos a ofrecer, que nos retrotrae a la costumbre medieval y renacentista de "jugar con las lanzas" :

La mañana de Sant Joan
al punto que alboreaba
gran fiesta hacen los moros
por la vega de Granada.
Revolviendo sus caballos
jugando iban las cañas,
ricos pendones en ellas
labrados por sus amadas
y sus aljubas vestidas
de sedas finas y grana:
El moro que tiene amores
señales de ellos mostraba
y el que amiga no tiene
allí no escaramuzaba.
Moras los están mirando
de las torres del Alhambra
por ver que tienen amores
y quién más se aventajaba...(5).


El texto, aparentemente amoroso, evoca, a través de juegos y desfiles, un cierto tipo de danza, popular en Europa y América, denominada genéricamente "Morisca". Tal representación recibe diversos nombres según la zona en que tenga lugar: Moriscas o moros y cristianos, en España; "mouriscada", en Portugal; "morris dance" en Inglaterra; "moresca" en Italia; "morevka" en Yugoslavia; "moros", en México, etc. En casi todos estos lugares, y en otros donde el nombre no se ha conservado, se observa en la fiesta -celebrada habitualmente el día de San Juan- una parodia de lucha, ocasionalmente a caballo o sobre caballos de cartón, plasmada en actos y gestos que constituyen toda la mímica de los danzantes.

LA MAGIA

Por último, el carácter mágico o sobrenatural estaría representado por romances como éste de "La flor del agua" :

La mañana de San Juan
al tiempo de la alborada
bajó la Virgen María
por una fuente muy clara.

Se lavó sus pies y manos,
después su bendita cara;
después de haberse lavado
dio bendiciones al agua:
-Venturosa la mujer
que aquí viniese a por agua...(6).


Este tipo de composiciones recuerdan la propiedad maravillosa que, según la creencia, adquieren fuentes, arroyos y mares en la mañana de San Juan. Tal particularidad milagrosa viene producida por la presencia en esas aguas de algún ser dotado de capacidad para magnificarlas; según las diversas concepciones religiosas pueden ser ninfas, hadas, o la Virgen María, quienes confieran esos atributos.

Otro romance, de tema más inusitado que mágico, pero también encuadrable en este tercer apartado es el del Infante Arnaldos:

Quien hubiese tal ventura
sobre las aguas del mar
como hubo el conde Arnaldos
la mañana de San Juan.
Con un falcón en la mano
la caza iba a cazar
y vio venir una galera
que a tierra quiere llegar.
Las velas traía de seda,
la jarcia de un cendal,
marinero que lo manda
diciendo viene un cantar
que la mar ponía en calma,
los vientos hace amainar
los peces que andan al hondo
arriba los hace andar
las aves que andan volando
las hace a el mástil posar...


Canto mágico o maravilloso -tan admirado por Menéndez Pidal como ejemplo de fragmentarismo paradigmático- que encierra otra de las peculiaridades clásicas de la mañana comentada: El poder de la palabra, acompañada esporádicamente de gestos o ritos para conseguir conjurar, exorcizar o hechizar algo o a alguien.

lunes, 22 de junio de 2020


70 frases de Carlos Ruiz Zafón

Carlos Ruiz Zafón (1964) es uno de los autores más leídos y reconocidos en todo el mundo. Inició su carrera literaria en 1993 con El Príncipe de la Niebla (premio Edebé), a la que siguió El Palacio de la MedianocheLas Luces de Septiembre y Marina. Pero fue en el año 2001 cuando publicó su obra cumbre La Sombra del Viento, que se transformó en un fenómeno literario internacional.


Sus obras han sido traducidas a más de cincuenta lenguas y ha conquistado numerosos premios y millones de lectores en los cinco continentes.
No te pierdas hoy esta maravillosa recopilación de sus mejores frases y citas literarias.
Citas célebres de Carlos Ruiz Zafón
Para cuando la razón entiende lo sucedido, las heridas del corazón ya son demasiado profundas.
¿Sabe lo mejor de los corazones rotos? Que sólo pueden romperse de verdad una vez. Lo demás son rasguños.
Quien quiere de verdad quiere en silencio, con hechos y nunca con palabras.
El tiempo no existe, por eso no hay que perderlo.
No hay segundas oportunidades, excepto para el remordimiento.
El dinero no compra la felicidad, pero sí todo lo demás.
La mayoría de nosotros tenemos la dicha o la desgracia de ver cómo la vida se desmorona poco a poco, sin que nos demos cuenta.
No se puede entender la vida hasta que no se entiende la muerte.
Si todos fuésemos capaces de comprender al inicio de nuestra vida esto que parece tan simple no lo es…
En el momento en que te paras a pensar si quieres a alguien, ya has dejado de quererle para siempre.
Pasamos la mayor parte de nuestra vida soñando, sobre todo cuando estamos despiertos.
El tiempo no nos hace más sabios, sólo más cobardes.
En esos años robados, el fin de la infancia, como la Renfe, llega cuando llega.
En mi mundo la muerte era una mano anónima e incomprensible, un vendedor a domicilio que se lleva amigos y familiares como si se tratara de una lotería del infierno.
Hay decepciones que honran a quien las inspira.
Al loco siempre le parece que los locos son los demás.
Conserva tus sueños, nunca sabes cuando te harán falta.
No intentes cambiar el mundo, intenta que el mundo no te cambie a ti.
La vida es la hipoteca del alma: aunque uno salga con buenas intenciones, ir avanzando implica cometer traiciones, con los demás o con uno. Hay quien tiene la fortuna de no caer demasiado en ello y quien directamente es un hijo de puta, pero el dilema sobre si hacemos o no lo correcto lo tenemos todos.
Uno no sabe lo que es la sed hasta que bebe por primera vez.
Las buenas historias necesitan de pocas palabras…
Las casualidades son las cicatrices del destino. No hay casualidades, somos títeres de nuestra inconsciencia.
El que tiene mucho apego a un rebaño es que tiene algo de borrego.
Quien quiere de verdad quiere en silencio, con hechos, nunca con palabras.
El destino no hace visitas a domicilio, hay que ir a por él.
Hay épocas y lugares en los que no ser nadie es más honorable que ser alguien.
Odiar es un talento que se aprende con los años.
Nada es justo. A lo máximo que se puede aspirar es a que sea lógico. La justicia es una rara enfermedad en un mundo por lo demás sano como un roble.
Nunca hemos sido el de antes, sólo recordamos lo que nunca sucedió.
Alguien dijo una vez que en el momento en que te paras a pensar si quieres a alguien, ya has dejado de quererle para siempre…
A veces hay precios que no se pueden pagar con dinero.
El mundo es muy pequeño cuando no se tiene a donde ir.
Existimos mientras alguien nos recuerda.
En el momento en que te paras a pensar si quieres a alguien, ya has dejado de quererle para siempre.
Hay cosas que solo pueden verse entre tinieblas.
Hay peores cárceles que las palabras.
¿Sabe lo mejor de los corazones rotos? Que sólo pueden romperse de verdad una vez. Lo demás son rasguños.
Uno acaba convirtiéndose en aquello que ve en los ojos de quienes desea.
En esta vida se perdona todo menos decir la verdad.
Permítame que le invite a una copa de vino para brindar por nuestros errores.
Alguien dijo una vez que en el momento en que te paras a pensar si quieres a alguien, ya has dejado de quererle para siempre…
Por norma general, cuanto más talento se tiene, más duda uno de tenerlo. Y a la inversa.
El camino al infierno está construido de buenas intenciones.
A veces nos creemos que las personas son décimos de lotería: que están ahí para hacer realidad nuestras ilusiones absurdas.
Nada sucede por casualidad, en el fondo las cosas tienen su plan secreto, aunque nosotros no lo entendamos.
Pero siempre sucede lo contrario de lo que esperamos, ¿No es así?
Todos tenemos un secreto escondido bajo llave en el ático del alma.
La vida suele brindarnos aquello que no buscamos en ella.
Nada es justo. A lo máximo que se puede aspirar es a que sea lógico. La justicia es una rara enfermedad en un mundo por lo demás sano como un roble.
En un universo infinito, muchas cosas escapan a la razón humana.
El camino al infierno está construido de buenas intenciones.
Cuando oigo este discurso de todo el mundo es tan tonto y nosotros somos tan listos veo una mezcla tal de mediocridad, estupidez y narcisismo…
La rutina es el ama de llaves de la inspiración.
Es curioso cómo juzgamos a los demás y no nos damos cuenta de lo miserable de nuestro desdén hasta que nos faltan, hasta que nos los quitan. Nos los quitan porque nunca han sido nuestros…
Los libros son espejos: sólo se ve en ellos lo que uno ya lleva dentro.
Solo recordamos lo que nunca sucedió.
Cuando muera todo lo que es mío será tuyo, menos mis sueños.
Los malos recuerdos te persiguen sin necesidad de llevarlos contigo.
Nada engaña más que los recuerdos.
Conservo sus consejos y sus palabras guardados bajo llave en el cofre de mi memoria, convencido de que algún día me servirán para responder a mis propios miedos y a mis propias dudas.
Las máscaras revelan el verdadero rostro de las personas…
La verdad no se encuentra, hijo. Ella lo encuentra a uno.
Hay pocas cosas que marquen tanto a un lector como el primer libro que realmente se abre camino hasta su corazón.
Los regalos se hacen por gusto del que regala, no por mérito del que recibe.
Esto es sólo el principio. En diez años yo seré el aprendiz y tú el maestro.
La única manera de conocer realmente a un escritor es a través del rastro de tinta que va dejando, que la persona que uno cree ver no es más que un personaje hueco y que la verdad se esconde siempre en la ficción.
No se aprende nada importante en la vida. Simplemente se recuerda.
Si alguna vez me pierdo, que me busquen en una estación de tren.
A veces, una entre un millón, ocurre que alguien, muy joven, comprende que la vida es un camino sin retorno y decide que ese juego no va con él.
Quisiera que mi última memoria fuese la de aquel amanecer en la playa y descubrir que todo este tiempo no ha sido más que una larga pesadilla.

LAS LENGUAS DE ESPAÑA, POR SERGIO Y PEDRO, DE 1ºBACH-B